¿Cómo empezó todo?

Jueves 2 de Noviembre de 2017

Bien, todo empezó hace aproximadamente un año, cuando estaba trabajando para una empresa de Reparto en la cual empecé después de terminar el máster y estar varios meses sin encontrar ese Trabajo que tanto quería. Después de varios meses de frustración decidí abrir horizontes laborales, pensando que cualquier cosa que fuera seria experiencia y formación, aunque no tuviera nada que ver con aquello que buscaba, entonces fue cuando entré a formar parte de la plantilla de esa empresa. Era un contrato temporal de máximo 6 meses así que decidí no quedarme parado, seguir formándome académicamente, con cursos que hicieran que ampliara y consolidara aquello que ya sabía (durante aquel tiempo me centré en la programación web).

Bueno, los 6 meses pasaron muy rápido y nos plantamos en marzo de este mismo año. Seguía la frustración de no encontrar ese deseado trabajo, la cual cosa hacía que no me sintiera bien anímicamente.

Ese, justamente fue el momento en el que dije que esto tenía que cambiar, así que no esperé más y lo comencé a cambiar. ¿Cuál es aquello que te gusta hacer? Esa fue la primera pregunta que tuve que responder.

Aquel momento lo dediqué a desarrollar aquel sueño y, como no, a seguir formándome (varios masterclass de emprendeduría, cursos de gestión empresarial, cursos en marketing y redes sociales).

Justo entonces encontré un trabajo como consultor inmobiliario. Otra buena oportunidad para mejorar algunas aptitudes que en el futuro seguro que serán de utilidad, eso es lo que pensé. Todo lo hacía para mí, para formarme y conseguir llegar al objetivo de crear algo por mi cuenta. Fueron 3 meses en los cuáles, por ejemplo, mejoré mi trato con la gente, la empatía, la manera de hablar y de tratar a las personas es fundamental en el mundo laboral.

Justo cuando se acabaron los 3 meses fue cuando me llamó Jose, se había enterado del proyecto que intentaba llevar a cabo, un proyecto que le gustó y así empezamos a trabajar. En el mes de agosto empezamos a trabajar con No Look Back.

El objetivo de este post no es tanto explicaros cómo empezó todo esto, sino que os quedéis con la esencia de que se tiene que perseguir aquello que se quiere, porque son pocas aquellas personas afortunadas que encuentran el trabajo de sus sueños. Así que tenemos que mirar al frente y nunca hacia detrás.

¡PORQUE FRACASAR ES NO INTENTARLO!

P.D: si podéis emprender con un/a amigo/a o una persona de confianza, mucho mejor. Aquella persona será un punto de apoyo en algunos momentos y nosotros lo seremos para ella. Dónde no llegues, llegará ella.
Ver todas las entradas